Prevención
La mejor forma de prevenir es capacitándose

 

Usted es el primer eslabón de la cadena de la vida que activa el servicio de emergencias y realiza las primeras maniobras.

¡Reserve su lugar para capacitarse!

 

Ver cursos

Prevención primaria

(Este material de por sí solo no constituye un curso de capacitación)

Enfermedades cardiovasculares

– Dieta saludable. Baja en calorías, azúcares y sal.

– Importante ingesta de frutas y verduras.

– Tomar suficiente líquido.

– No fumar.

– Hacer al menos 30’ de ejercicio diario.

– Control médico periódico.

Accidentes automovilísticos

– Protección de los ocupantes.

– Cinturón de seguridad grandes y chicos.

– Menores de 12 años siempre atrás.

– Respetar los límites de velocidad y distancia de frenado.

– No utilice teléfonos celulares mientras maneja.

– No tomar alcohol ya que disminuye reflejos.

Accidentes hogareños

– Mantener fuera del alcance de los niños: productos quí-micos, herramientas, elementos punzantes, bolsas, cordo-nes de cortinas y persianas.

– Proteger el frente de chimeneas, radiadores y estufas.

– Mantener las escaleras siempre despejadas e iluminadas.

– Instalar redes de protección en escaleras y balcones.

– Proteger las esquinas puntiagudas de muebles y afines.

– Colocar proyectores de seguridad en los enchufes.

Primeros
auxilios

(Este material de por sí solo no constituye un curso de capacitación)

Resucitación Cardio Pulmonar (RCP)

– Verifique que la escena sea segura para usted y la victima.

– Verifique si la victima responde y respira.

– Si no responde ni respira pida ayuda, que alguien o usted llame al SEM (Sistema de Emergencias Medicas) y pida le traigan un DEA (Desfibrilador Externe Automático).

– Comience comprimiendo justo en el centro del pecho 30 veces, a una profundidad de 5 a 6 cm a un ritmo 100 a 120 compresiones por minuto y luego realice 2 respiraciones en 1 segundo. (Recuerde que la expansión del tórax es el mejor indicativo de que el aire esta ingresando).

– Repita el ciclo hasta que llegue el SEM, si la victima comienza a respirar colóquela de costado verificando que siga respirando, si la victima deja de respirar colóquela boca arriba y comience nuevamente con la RCP.

– Si no se anima o no cuenta con las barreras de seguridad para realizar las respiraciones, continúe comprimiendo en el centro del pecho hasta que hagan llegar el DEA o llegue el SEM.

– No se aleje de la víctima, usted como rescatador es su única posibilidad de vida, y sus procederes en las maniobras de RCP, están amparados por la ley.

“EL SALVAR UNA VIDA PUEDE ESTAR EN SUS MANOS”

Asfixia

– Si la persona no puede hablar, ni respirar, realizar compresiones abdominales rápidas hasta que el objeto sea expulsado.

-Si se trata de un bebé, poner sobre las piernas y realizar suaves golpes en la espalda. mientras espera el arribo del SEM (Sistema de emergencia médica).

Quemaduras

– Si la ropa de la víctima está en llamas puede hacer que la persona se arroje al suelo y ruede, o cubrirla con una manda. No corra.

– Mantener la zona quemada bajo agua fría de la canilla durante 15/30 minutos, mientras se espera el arribo del SEM (Sistema de emergencia médica).

– No aplicar sustancias grasas o remedios caseros sobre la quemadura.

Hemorragias visibles

– Presionar sobre la zona colocando una gasa o similar sobre la herida.

– No realizar torniquetes.

– Si hay un objeto clavado no quitar el objeto hasta que llegue el personal especializado.

– Si se trata de una hemorragia nasal, pedir a la víctima que se incline hacia delante y apretar la nariz con firmeza.



Cumplimentamos la ley de Protección de Datos Personales 25326 y su disposición 10/08. Según lo establecido por la Dirección Nacional de Datos Personales al aportar sus datos usted tiene el derecho de acceder a los mismos. Sus datos son utilizados solo a fines de poder brindarle un buen servicio y se resguardan en forma electrónica y física.

resreg

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?